¿Debe prohibirse el uso del teléfono móvil en la iglesia durante un culto o reunión?

 

El teléfono móvil es un elemento casi omnipresente en la vida de las personas, quienes lo usan incluso en medio de servicios o cultos en un templo.

El móvil  serve como herramienta para leer y estudiar y compartir la Biblia, y también para divulgar en textos, fotografías y videos y a través de redes sociales la prédica del pastor, los bautismos u otra actividad de la comunidad de fe y de la liturgia.

Sin embargo, también es un elemento de distracción que deriva la atención del participante del culto o servicio y de quienes lo rodean hacia, por ejemplo, WhatsApp o juegos o YouTube.

¿Qué se debe hacer para ordenar el uso del teléfono móvil en el templo en una actividad litúrgica? ¿Se debe prohibir? ¿O sólo alcanza con pedir que se lo silencie? ¿O fomentar su empleo para divulgar en tiempo real lo que sucede en el culto o servicio más allá de las cuatro paredes del templo?

Puede darnos su opinion en Periodico UNO facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .