Bolsonaro consolida su compromiso político con los evangélicos

Cuenta con el apoyo de pastores influyentes para Alianza por Brasil, su nuevo partido: y respalda la participación política de la Asociación Nacional de Juristas Evangélicos

Este año político que se inicia en Brasil es importante debido a las elecciones de octubre de mitad de mandato; para las que el presidente Jair Bolsonaro busca consolidar su alianza con el movimiento evangélico.

No es algo nuevo. Bolsonaro ha demostrado su simpatía hacia el mundo evangélico a través de muy diversas iniciativas oficiales.

Por ejemplo, a fines de diciembre pronunció el mensaje de fin de año en la radio y televisión nacionales junto a su esposa, la creyente evangélica Michelle. La primera dama se presentó en la red oficial junto a su marido vistiendo una camiseta roja con el nombre de Jesús estampado en blanco en la parte frontal, destacando de manera notoria.

Una semana antes de ese discurso decenas de pastores y diputados de la Bancada de la Biblia participaron del primer culto evangélico en el Palacio del Planalto.

Dirigiéndose a congresistas y religiosos Bolsonaro dijo “de la mano de ustedes soy el jefe del Poder Ejecutivo, gracias a ustedes puedo ser el jefe del poder más importante de la Repúbica, pero el hombre de Brasil es Dios”.

Ese discurso y el hecho de que por primera vez los evangélicos participaron en un acto religioso en el Planalto fue entendido, por algunos comentaristas, como una señal de Bolsonaro hacia este 2020 en que enfrentará las elecciones de mitad de mandato.

Un nuevo paso ha sido la propuesta de subsidiar la energía eléctrica consumida en los templos.

Bajo la orientación del presidente, el ministerio de Minas y Energía está elaborando un proyecto para reducir el costo de la electricidad en “los horarios más caros”, por la noche, cuando se celebran las ceremonias religiosas, informó hoy el diario Estado de San Pablo.

La iniciativa está bajo la órbita del titular de Minas y Energía, el almirante Bento Albuquerque, quien al parecer recibió de buen grado una idea que no tendría el aval del ministro de Economía, Paulo Guedes, un defensor de la austeridad y el equilibrio de las cuentas públicas.

Fuente: Evangélico Digital

Edita: periódico UNO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .