Gobierno costarricense espían iglesias evangélicas de manera secreta

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, mantenía en secreto desde hace año y medio una unidad especial que trabajaba en la recolección y almacenamiento de datos privados de ciertos sectores de la población, entre ellos, las iglesias evangélicas.

Así se reveló apenas el pasado viernes tras la publicación en el diario oficial La Gaceta de un decreto ejecutivo que oficializaba a la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD) que hasta ese momento había estado operando sin conocimiento por parte del público. El medio online CRHoy dio a conocer la noticia.

La recopilación de datos era realizada por un par de jóvenes amigos cercanos del presidente Alvarado, ambos con marcadas tendencias socialistas. Uno de ellos, Alejandro Madrigal, fue presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica en representación del “Partido Progre”. Madrigal militó además de manera activa en la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE), una entidad que opera al amparo de los gobiernos de izquierda de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Madrigal es además un activista de la comunidad LGBT y un admirador del candidato presidencial socialista del partido demócrata Bernie Sanders en los Estados Unidos.

Datos de las iglesias evangélicas

El joven asesor de datos de la Presidencia costarricense analizaba la cantidad de iglesias evangélicas y de otras denominaciones en el país y el impacto que esto tuvo en las pasadas elecciones presidenciales en las que su jefe, Carlos Alvarado, ganó en segunda ronda contra el líder evangélico Fabricio Alvarado.

Según dió a conocer el medio online “El Observador”, Madrigal subió la información entre noviembre y diciembre del 2019 a su cuenta en la página de visualización de datos Tableau. El asesor usó los datos para comparar el apoyo que recibió cada candidato según el número de iglesias en cada ciudad del país.

La ciudad de Matina, por ejemplo, tenía 2,2 iglesias por cada 1.000 habitantes y un apoyo a Fabricio Alvarado del 50,5%, según los datos de Madrigal. Esto se compara con la ciudad de San Pedro, donde la proporción de iglesias es menor (0,7 por 1.000 habitantes) así como el apoyo al candidato evangélico. El gráfico de Madrigal traza una línea mostrando que en general, un mayor número de iglesias se tradujo en mayor apoyo a Fabricio Alvarado.

Poco después de consultas hechas por medios de prensa a Madrigal, la cuenta fue borrada de la página de Tableau.

Rechazo generalizado

Una reacción de rechazo generalizado en la ciudadanía costarricense provocó la revelación de que el gobierno recopila datos confidenciales de la población para fines políticos.

Tras darse a conocer el decreto de creación de la UPAD y luego de un intenso cuestionamiento por parte de la prensa, congresistas, partidos políticos, la Defensoría de los habitantes y la población en general, la ministra de Comunicación anunció la derogación de dicho decreto.

El excandidato Fabricio Alvarado fue uno de los primeros en reaccionar. “Creo que todos nos hemos quedado atónitos ante la noticia de que el presidente Carlos Alvarado creó, mediante la firma de un decreto, una oficina para obtener datos confidenciales de los costarricenses”, aseguró en un comunicado de prensa.

“En este caso, es la evidencia descarada de un partido que no tiene la capacidad de gobernar para todos, y al hacerlo para unos pocos, quiere tener el control absoluto hasta de lo confidencial. ¿Para qué? No lo sabemos aún, pero tenemos todo el derecho a pensar lo peor, pues las señales dadas por el gobierno de Carlos Alvarado nos llevan a ello. Sí sí, ya sé que derogaron el decreto, pero las intenciones siguen ahí, créanmelo”, aseguró el líder de oposición.

Fabricio Alvarado concluye su comunicado afirmando… Yo no quiero para Costa Rica un futuro como el de Venezuela… ¿usted? Que Dios nos ayude”.

Por su parte el presidente del Partido Liberación Nacional, Guillermo Constenla, señaló que “el gobierno es una fuente inagotable de atentados contra la democracia y nuestro sistema político basado en el respeto a las libertades ciudadanas… ahora con el decreto nazi-soviético de control de datos de los ciudadanos”.

“Espionaje”, “destrucción del país” e “ilegalidad” son parte de las reacciones generadas por el trabajo de Madrigal, quien eliminó sus redes sociales y borró los registros electrónicos tras los cuestionamientos de El Observador.

Mientras tanto, la Defensoría de los Habitantes de Costa Rica le pidió un informe al presidente Carlos Alvarado sobre la cuestionada Unidad Presidencial de Análisis de Datos y este lunes iniciará una investigación al respecto.

Fuente: Evangélico Digital

Editado: periódico UNO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .