Las iglesias coreanas cierran por primera vez cuando los casos de coronavirus llegan a 3.700

Aunque el 1 de marzo suele ser uno de los servicios más alegres en Corea del Sur, en celebración del Día del Movimiento de la Independencia , un número sin precedentes de iglesias se cerrará el domingo en respuesta a un brote de coronavirus cada vez más grande que China.

“Esta es la primera vez que las iglesias posponen oficialmente los servicios en los 100 años de historia protestante y 200 años de historia católica [en Corea]”, dijo Won Jae-chun, profesor de la Universidad Cristiana Cristiana Handong en Pohang. “Los servicios y las masas no se han detenido, incluso durante la Guerra de Corea”.

La iglesia más grande del mundo, el Evangelio completo pentecostal Yoido de Seúl, anunció que transmitirá sus servicios a puerta cerrada a sus medio millón de miembros. Otras mega iglesias en Seúl con más de 50,000 miembros que están transmitiendo servicios incluyen Sarang, Onnuri y Myungsung, donde un pastor asociado tiene un caso confirmado de coronavirus.

Aunque el gobierno coreano y muchas denominaciones han desalentado el culto público, ya que incluso los simulacros militares y las protestas políticas (facetas comunes de la vida en Corea) se han cancelado, la decisión de celebrar el culto público se ha dejado en manos de cada iglesia.

COVID-19 ha infectado a más de 3,700 y ha causado 18 muertes en Corea [desde el 1 de marzo] desde el primer caso reportado el 20 de enero. En todo el mundo, se han confirmado casi 88,000 casos y 3,000 muertes en docenas de países, con la gran mayoría en La provincia china de Hubei, donde la enfermedad se originó en la ciudad de Wuhan.

Esta semana, el Departamento de Estado de EE. UU. Emitió una advertencia contra los viajes no esenciales a Corea. “Los estadounidenses [en Corea] que conozco en su mayoría están tratando de no entrar en pánico”, dijo Kurt Esslinger, un compañero de trabajo de la Misión Presbiteriana Americana con sede en Seúl. “Hay mucha ansiedad en este momento entre todos los coreanos”.

Más de la mitad de los 500 encuestados en el Instituto de Datos del Ministerio, apoyado por la Iglesia Presbiteriana de Corea (Tonghap) y muchas mega iglesias coreanas, declararon que no asistieron a un servicio de adoración el domingo pasado debido al coronavirus. Alrededor de dos tercios de los que no asistieron al servicio dijeron que adoraban en sus hogares, y más de la mitad de ellos dijeron que adoraron a través de los sitios web de sus iglesias o vieron uno de varios canales cristianos de 24 horas en Corea.

“El número de iglesias que están recurriendo a la adoración en línea o familiar está aumentando en las últimas dos semanas”, dijo Choi Kyu-hee en el Consejo Nacional de Iglesias en Corea. “Para las iglesias que aún celebran el culto, algunas miden las temperaturas de los fieles en la entrada y requieren máscaras y desinfectantes para las manos”.

En el epicentro del brote de Corea, con 2.100 casos confirmados [a partir del 1 de marzo] y los Centros Coreanos para el Control y la Prevención de Enfermedades que predicen cientos más, ha habido un movimiento religioso llamado Shincheonji, cuyo fundador Lee Man-hee, de 88 años, afirma ser la segunda venida de Jesucristo Una congregación de Shincheonji en Daegu, a 150 millas al sureste de Seúl, se ha relacionado estrechamente con la propagación del coronavirus , y la ciudad de Daegu ha presentado una demanda contra la secta por falsificar su número de seguidores al responder al gobierno.

En una semana, más de 1 millón de personas firmaron una petición en línea a la oficina del presidente Moon Jae-in pidiendo la disolución de Shincheonji. (Se requiere una respuesta oficial de la Casa Azul para cualquier petición que reúna más de 200,000 firmas en 30 días).

La mayoría de los cristianos evangélicos en Corea rechazan ampliamente a los más de 200,000 seguidores de Shincheonji como herejes, y los carteles que prohíben a los miembros de Shincheonji cazar furtivamente a los miembros evangélicos son comunes en las iglesias coreanas. “Nuestros miembros tienen queridos amigos y familiares que fueron absorbidos por el culto [de Shincheonji], por lo que el sentimiento negativo hacia ellos no es nada nuevo”, dijo Lee Won-joon, pastor asociado de la Iglesia Sarang. “Pero la ira ciertamente se ha intensificado en el último mes”.

La Iglesia Onchun en Busan, la segunda ciudad más grande de Corea, anunció que estaba “investigando la posibilidad de que Shincheonji se infiltrara en nuestra iglesia” después de que cerró tras el primer caso confirmado de coronavirus entre sus feligreses el 21 de febrero. La iglesia, ubicada a 60 millas al sureste de Taegu y perteneciente a la denominación presbiteriana conservadora de Kosin, celebró una reunión de ancianos de emergencia y desde entonces ha cooperado con las autoridades sanitarias. Sin embargo, los casos de COVID-19 rastreados hasta Onchun han alcanzado 32, aproximadamente la mitad de todos los casos en la ciudad de 3,5 millones de personas.

“Los cierres de iglesias han sido raros en Corea, porque las iglesias coreanas han enfatizado la observación del sábado y el diezmo como signos de fe basados ​​en la Confesión de fe de Westminster”, dijo el historiador de la iglesia Chang Dong-min. “Hasta hace una generación, las actividades comerciales y de entretenimiento del domingo estaban prohibidas”.

En una carta anunciando el cierre de la Iglesia de la Comunidad de Onnuri del 26 de febrero al 14 de marzo, el pastor principal Lee Jae-hoon reconoció la seriedad de tal decisión:

Históricamente para la Iglesia coreana, el Sábado Santo fue un estándar religioso muy importante, y hubo algunos predecesores de nuestra fe que sufrieron mucho por guardarlo. Algunos incluso hicieron todo lo posible para escapar de los regímenes opresivos, mientras que otros estaban felices de sufrir desventajas sociales en aras de guardar el Sábado Santo. Por lo tanto, esta decisión puede ser vista por algunos como degradación espiritual o compromiso mundano. Es muy doloroso y triste no poder reunirse para adorar el domingo. Es una tristeza con la que todos podemos relacionarnos como vemos, un anciano de una iglesia en Daegu en las noticias, llorando porque no pudo adorar en la iglesia un domingo por primera vez en su vida.

“Si la iglesia puede ayudar a detener el brote de esta enfermedad más rápido al suspender temporalmente las reuniones y reuniones de adoración, creo que esta es la voluntad de Dios y agradarle”, escribió el pastor principal de Onnuri. “En estos tiempos cada vez más difíciles, espero que [los miembros de Onnuri] tomen la iniciativa para superar esta crisis a través de la intercesión, el aliento y la oración; y abstenerse del lenguaje de la acusación y la condena “.

Mientras tanto, algunas mega iglesias y denominaciones han tomado iniciativas para aliviar el coronavirus. Yoido ha donado suministros médicos por valor de aproximadamente $ 1 millón a Daegu. La Iglesia Presbiteriana de Corea (Tonghap) donó 110,000 juegos de máscaras, mientras que Sarang envió 10,000 kits de desinfección y 10,000 máscaras médicas a Daegu.

El pastor de Sarang, Lee Won-joon, dijo: “Estoy rezando para que, cuando el brote del virus se termine, los cristianos coreanos tengan un aprecio más profundo por la comunión mutua, el culto corporativo y la eterna esperanza que compartimos en Cristo”.

Fuente: Lee Eun-hong

Editado Periódico UNO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .