Centroamérica se une en vigilia de oración familiar por el coronavirus

El plan es que la gente no necesariamente participe de esta vigilia en forma congregacional, sino más bien como familia.

Este viernes 20 de marzo a partir de las 9 de la noche y hasta las 12, miles de creyentes de todo América Central, se unirán en una vigilia de oración mancomunada clamando a Dios para que se detengan los efectos del COVID-19.

El plan es que la gente no necesariamente participe de esta vigilia en forma congregacional, sino más bien como familia y que en ese lapso se una en intercesión tomando autoridad y desatando protección por cada país.

La iniciativa ha nacido de un grupo de líderes de Costa Rica, que han formado un Comité Organizador, los cuales muy rápido se han puesto en contacto con ministerios del istmo centroamericano, quienes han apoyado la propuesta en forma inmediata.

En Costa Rica, el grupo facilitador lo componen: Sixto Porras, Ricardo Castillo, Reynaldo Salazar, Jorge Luis Soto y Alex Alvarado.

La idea es tener un tiempo de oración como lo narra el libro de Los Hechos, que las familias se reunían en sus propias casas.

El objetivo es pedir la misericordia de Dios para nuestros pueblos, al tiempo que reprender toda plaga que intente seguir haciendo estragos en estas naciones.

La sugerencia es que los medios de comunicación cristiana de cada país, se unan a este esfuerzo, procurando guiar a las familias en oración.

Otros países pueden unirse

Cabe destacar que, aunque el proyecto inicialmente es para América Central, está abierto para que también puedan unirse todos los países del Caribe, Norte y Sur América, así como de otros continentes.

Este proyecto, en alguna forma nos recuerda el escenario vivido por el pueblo de Israel, cuando el ángel de la muerte visitó Egipto y los hebreos por instrucción de Dios se reunieron en familia, clamando unos por otros, luego de haber marcado con la sangre de un cordero los dinteles de las puertas de sus hogares, para que la muerte no tocara a los primogénitos.

Los organizadores sugieren tener un tiempo de clamor, intercesión y vigilia, donde las familias estén unidas sin salir de sus casas, pero pueden sentirse con toda libertad de tener lecturas de la Palabra, ungir sus viviendas y sus hijos, así como compartir la cena del Señor, si así lo desean.

Fuente: Evangelico Digital

Editado Periódico UNO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .