AEE: España enfrenta “encrucijadas éticas” por la crisis del coronavirus

En un comunicado, la Alianza Evangélica Española expone los retos y valora las decisiones ante la pandemia, así como las lecciones que debemos como sociedad aprender de lo ocurrido.

La pandemia del coronavirus supone un desafío sin precedentes en los últimos años para el mundo. En este contexto difícil, la Alianza Evangélica Española ha lanzado un comunicado en el que plantea la necesidad de reflexionar en profundidad sobre el modelo social y ético en nuestro país.

La mayor presión está ahora en el sector sanitario, quienes están en primera línea de batalla. Es un tiempo de “retos y decisiones”, expresa la AEE, en primer lugar en el ámbito sanitario donde los médicos deben “resolver quién debe ser ingresado en UCI en una situación en la que hay más pacientes tributarios de esos cuidados que camas disponibles”, un “dilema ético en el que cualquier escala de prioridades debe partir de criterios éticos humanizadores, científicos y de racionalidad política; además, debe ser explicada con claridad, haciendo partícipe a la población de las decisiones”.

Ahora que se vislumbra cómo los recursos médicos escasean (“nuestra dotación de plazas de UCI es comparativamente baja con respecto a otros países” de la zona Euro), la AEE plantea la necesidad de que estemos “dispuestos a pagar” el precio que supone reforzar una inversión en este ámbito ahora y en el futuro. “Como evangélicos creemos que sí”, dice la Alianza Evangélica, considerando que esta decisión parte “del valor que le demos a la vida humana, tanto de jóvenes como de ancianos”.

Es este dliema que parte de una “cosmovisión economicista de la vida” que provoca una “alarma” en el colectivo evangélico, al ver cómo los responsables políticos cuantifican muertos “solo en términos de oposición económica entre el coste por el mepleo de recursos y los efectos de retroceso en la sacrosanta deidad del PIB y su crecimiento”. Ante ello, la AEE mantiene que “las personas tienen un valor intrínseco que debe estar por encima de estos cálculos”.

Otro de los asuntos abordados en el comunicado es la estrategia de control poblacional que se está aplicando en diferentes países para combatir el virus. Instrumentos que, impulsados por el desarrollo tecnológico, implican un seguimiento preciso de los movimientos de los ciudadanos, sus interacciones e incluso sus lecturas o hábitos. “¿Estamos dispuestos a entregar más control de nuestras vidas al Estado si a cambio este nos garantiza una mayor eficacia ante las amenazas del presente? ¿Entregaremos cotas de libertad personal a cambio de mayor seguridad?”. La respuesta, indica la AEE, “no es siempre una cuestión de todo o nada”, por lo que se propone cuestionar estas medidas de control con un “hasta cuánto, hasta cuándo y en qué circunstancias” se van a aplicar.

Es una falsedad -añade la AEE- vendernos seguridad a cambio de renuncia a la libertad. Desde la Alianza Evangélica hacemos un llamado a exigirle eficacia al Estado al tiempo que se promueve la responsabilidad social de cada uno y la defensa de las libertades personales”.

Responsabilidad de los gobernantes

La Alianza Evangélica critica la sensación de “improvisación” que, a su juicio, está transmitiendo el gobierno de España ante la crisis. “No hubo responsable anticipación cuando a primeros de marzo se sabía ya lo que nos venía encima y el gobierno permitió –y promovió– irresponsablemente las manifestaciones del 8-M; tampoco fue responsable la celebración del acto de Vox en esas fechas. No puede ser que la ideología prime sobre el cuidado de los ciudadanos”, expresa la AEE.

Además se cuestiona que no hubiera previsión para conseguir materiales que ahora escasean -mascarillas, batas, etc-. “Apoyamos las medidas necesarias del gobierno, pero no como un cheque en blanco: reclamamos una revisión de esas medidas para mejorarlas y corregirlas si es preciso (…) La política sanitaria debe liberarse un poco de ideología y escuchar más al criterio profesional”.

Anticiparse a un futuro difícil

Desde la Alianza Evangélica se prevé una situación compleja en los próximos meses, por ello “estamos a tiempo de adelantarnos especialmente en dos áreas: la sanitaria y la económica”.

La post-pandemia “no será tiempo de dogmas ideológicos, sino de solidaridad y medidas eficaces”, expone la Alianza Evangélica, proponiendo una inversión precisa en sanidad y medidas para el reflote de las empresas y las familias.

Fuente: Protestante Digital

Editado Periodico UNO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .