Las Naciones Unidas usan la ayuda humanitaria para extorsionar

 Las Naciones Unidas usan la ayuda humanitaria y para el desarrollo como un arma para forzar a las sanciones africanas como la mía, Kenia, a imponer el aborto y la ideología de género.

Y hay una palabra que describe perfectamente eso: EXTORSIÓN

En lugar de enfocar sus esfuerzos en las necesidades básicas, Naciones Unidas está presionando para que todos los países apoyen decisiones destructivas:

  • Acceso libre al aborto de mujeres y niñas
  • Aborto como un “derecho fundamental”
  • Propaganda de la orientación sexual e identidad de género
  • Educación Sexual Integral, incluso a niños pequeños

Tengo un plan para evitar que Naciones Unidas imponga el aborto en mi país, Kenya, en África y en todo el mundo. Pero necesito tu ayuda INMEDITAMENTE

Porque la próxima sesión de la ONU, donde establecen estas políticas de aborto radical, podría celebrarse en las próximas semanas después de posponerse debido al brote de COVID-19. Como miembro de CitizenGO, ¿me apoyarás hoy a mí, a África y a los niños contra esta agenda perversa de Naciones Unidas?

Y ENTONCES, CitizenGO y yo continuaremos organizando y dirigiendo protestas y concentraciones para despertar las conciencias y apoyar a los países que no han sucumbido a las presiones de la industria de la muerte.

Pero el tiempo corre y la próxima sesión de la ONU está la vuelta de la esquina. No tenemos mucho tiempo para prepararnos. Por eso necesito tu ayuda en esta batalla clave ahora.

Debemos demostrar a las Naciones Unidas que los que defendemos la vida en todas partes ya no toleraremos su plan radical que mantiene la ayuda tan necesaria como rehén.

 Tú y yo tenemos que representar a cientos de millones de mujeres y de bebés no nacidos que no pueden hablar por ellos mismos.

No podemos ignorar el impacto que las políticas peligrosas de las Naciones Unidas y sus agencias tienen en todos los países del mundo, especialmente en países como el mío, Kenya.

Y en contra de lo que los negociadores de Naciones Unidas tratan de imponer en los ciudadanos de los países en vías de desarrollo como el mío, una mujer joven rural como yo, no necesita aborto ni cajas de condones para ‘empoderarse’ ni adoctrinamiento sexual en las escuelas.

No. Las jóvenes con las que yo hablo lo que quieren es ‘empoderarse’ mediante el acceso a una educación de calidad, posibilidades laborales, acceso al agua potable, atención sanitaria, electricidad e internet.

Yo creo que todo bebé tiene derecho a vivir desde el momento de su concepción. Y no hay nada, ni en las Naciones Unidas ni en ninguna ley nacional, que pueda justificar la violación de ese que es el primero de los derechos.

Aborto no es -y nunca podrá ser- un servicio de salud. Ni en mi país, ni en ningún otro.

Es el momento de levantar nuestra voz y mostrarles que tú, la familia de CitizenGO, y yo no nos vamos rendir sin antes luchar. Y llevaremos nuestra batalla también a aquellas naciones que financian a Naciones Unidas con el dinero de sus contribuyentes.

Pero nada de esto será posible sin el apoyo financiero de personas como tú.

CitizenGO y yo tenemos que estar preparados para dar la batalla a los grupos de presión abortistas y LGTB en las Naciones Unidas.

Así que, por favor, ayúdame a mantener este esfuerzo crucial con un donativo mensual para que podamos lanzar nuestra campaña para combatir esta vil agenda abortista ante de que sea demasiado tarde.

Fuente: Ann Kioko, CitizenGO peticiones@citizengo.org donaciones

Editado: Periódico UNO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .