Final NBA│Quedó de pie y orando: ‘Las vidas negras se apoyan a través del Evangelio’

Jonathan Isaac (Magics de Orlando) ha sido el primer jugador de la final NBA que no se puso la camiseta Black Lives Matter ni se arrodilló durante el himno nacional.

Jonathan Isaac ya se ha hecho un nombre en la burbuja de la NBA en Disney World. No sólo por su juego, que lució en el triunfo sobre los Nets por 118-128 con 16 puntos y seis rebotes suyos, sino por ser el primer jugador que no escuchó el himno de Estados Unidos arrodillado. Es lo que han hecho todos siguiendo las consignas del movimiento Black Lives Matter.

El ala-pívot de los Magic, de 22 años y 2,11 metros, escuchó el himno de pie y sin la camiseta de ‘Black Lives Matter’ que lucen todos los integrantes de los equipos. Él llevaba la camiseta de juego. “No creo que arrodillarme o ponerme una camiseta sea la respuesta. Para mí personalmente, no van de la mano con el apoyo a las vidas de los negros. Por supuesto que creo que las vidas negras importan, pero para mí las vidas de los negros se apoyan a través del Evangelio. Todas las vidas se apoyan a través del Evangelio”, explicó además de desvelar que estuvo orando durante el tiempo que sonó el himno.

Isaac, nacido en el Bronx, tiene profundas creencias cristianas. De hecho, suele predicar en una iglesia evangélica de Orlando. Hace tres años, invitó a todos sus compañeros que acudieran a escucharle pero ninguno respondió a su llamada. “Todos pecamos y las respuestas a todos los problemas del mundo, no solo al racismo, es el Evangelio de Jesucristo”, dijo Isaac.

Ahora, por su postura, se ha desencadenado la polémica en medios y redes sociales.

Premiado por su labor social

De origen puertorriqueño, Jonathan Isaac explicó más sobre su decisión de mantenerse en pie durante el himno: “Estados Unidos es el país en el que vivo. Como cualquier país, Estados Unidos tiene sus problemas, pero estoy agradecido por las libertades que hay, la libertad de jugar baloncesto y la libertad de hacer lo que quiero hacer: la capacidad de protestar o de no hacerlo”.

Isaac recibió el premio de servicio comunitario del Magic el año pasado. Donó dinero para alimentar a los niños afectados por la pandemia de coronavirus, dirigió un esfuerzo de ayuda social tras el huracán Dorian y recaudó dinero para ayudar a organizaciones para promover la alfabetización de los niños en la Florida central.

El jugador, drafteado por los Magic en el sexto lugar en 2017, es una pieza importante en los esquemas del equipo de Orlando. En su tercera temporada en la NBA y hasta el parón había sido titular en los 32 encuentros disputados con promedios de 12 puntos y 6,9 asistencias.

Isaac anticipó su decisión a sus compañeros para que no les pillara por sorpresa, mientras que el entrenador Steve Clifford apoyaba su decisión. “Yo le apoyo, sus compañeros le apoyan, la franquicia le apoya… Es parte de vivir en nuestro país”, sentenció.

Las Grandes Ligas de béisbol regresaron el pasado jueves y previo a cada juego se realizó una ceremonia en la que todos los jugadores se arrodillaron siguiendo la consigna del movimiento Black Lives Matter en Estados Unidos. Sin embargo, hubo un solo jugador que no puso la rodilla en tierra, Sam Coonrod de los San Francisco Giants. También cristiano evangélico, declaró que sólo se arrodillaría ante Dios, y explicó sus divergencias con el movimiento Black Lives Matter.

Evangelico Digital/Periódico UNO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .